Roa Bastos Augusto

Augusto Roa Bastos (Asunción, 1917-2005) es quizá el escritor paraguayo más conocido en el mundo y uno de los protagonistas de la narrativa lationoamericana de la segunda mitad del siglo XX. Escribió casi toda su obra en el exilio, que empezó en 1947 y terminó en 1989, con la muerte de Stroessner. Se estableció en Francia, donde ejerció el periodismo y la docencia universitaria. La obra de Roa Bastos se caracteriza por armonizar el legado guaraní con el español, por versar sobre los destinos trágicos del Paraguay moderno y por sintonizar con todas las vanguardas literarias de las que fue coetáneo. En 1985 fue nombrado Oficial de las Artes y las Letras de Francia, y en 1989 su trayectoria fue reconocida con el premio Cervantes y el Memorial de América Latina de São Paulo. De entre su obra podemos destacar los poemarios El naranjal ardiente (1960) y Silenciario (1983); los volúmenes de relatos El trueno entre las hojas (1953), El baldío (1966), Los pies sobre el agua (1967), Moriencia (1969) y Lucha hasta el alba (1979); y las novelas Hijo de hombre (1960, ganadora del Concurso de Narrativa Internacional de la Editorial Losada), Yo el Supremo (1974), El fiscal (1993) -que conforman la que el autor denominó «Trilogía sobre el monoteísmo del poder»-, así como Vigilia del Almirante (1992), Contravida (1994) y Madama Sui (1996, Premio Nacional de Literatura de Paraguay). © Me gusta leer